12 formas de mantener tu cerebro saludable

Tener un cerebro sano es importante para una salud óptima, tanto física como mental. Conforme envejecemos nuestro cerebro cambia y nuestras funciones mentales con él. El deterioro cognitivo es una de las consecuencias más temidas de nuestro envejecimiento biológico. Este deterioro no es totalmente inevitable.  Estudios en animales y humanos han permitido identificar actividades y estilos de vida saludables que nos permiten mantener un cerebro sano y, por consiguiente, funciones mentales íntegras.

De acuerdo a un artículo de divulgación científica publicado en la página web de la escuela de medicina de Harvard, con estos doce pasos se puede mantener un cerebro saludable.

1.- Haz actividades que estimulen tu mente de una forma creativa. 

Estudios en humanos y ratones han mostrado que actividades que estimulan la mente permiten al cerebro desarrollar nuevas conexiones (sinapsis) y desarrollar plasticidad cerebral (capacidad del cerebro para generar nuevas células). Cualquier actividad que permita un esfuerzo mental adecuado, como los rompecabezas, problemas matemáticos, leer, dibujo, pintura u otras actividades creativas, ayudan a tu cerebro a mantenerse sano.

2.- Haz ejercicio. 

Repetido hasta el cansancio, pero la actividad física no solo ayuda a tu salud general, también es importante para mantener un cerebro sano. Usar los músculos también ayuda a la mente. El ejercicio ayuda a mantener la presión arterial en control, mejora los niveles de colesterol en sangre, ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre además de reducir el estrés mental, esto en su totalidad ayuda a tu cerebro y tu corazón por igual.

3.- Mantén una dieta sana.

Una nutrición adecuada ayudará a tu cuerpo y tu mente. Estudios en personas que llevan una dieta mediterránea (a base de frutas, vegetales, pescado, nueces, grasas instauradas (aceite de oliva) y proteínas de origen mayormente vegetal) son menos propensas a desarrollar deterioro cognitivo o demencia.

4.- Controla tu presión arterial.

Una presión arterial elevada en edades tempranas incrementa el riesgo de deterioro cognitivo. Empezar con estilos de vida saludables lo más temprano posible te ayudará a mantener tu presión arterial en niveles adecuados. Hacer ejercicio regularmente, limitar la ingesta de alcohol (dos bebidas pequeñas al día), aprender a manejar el estrés y mantener una dieta balanceada son claves.

5.- Mejora tus niveles de azúcar en la sangre.

La diabetes es un factor de riesgo importante para el desarrollo de demencia. Hacer ejercicio, mantener una dieta sana y un peso adecuado son claves tanto para la prevención como para el control de la diabetes. Si tus niveles de azúcar son altos, necesitaras medicación bajo supervisión médica para poder lograr un control adecuado de tus niveles de azúcar sanguíneos.

6.- Mejora los niveles de colesterol en tu sangre.

Niveles elevados de colesterol LDL (por sus siglas en inglés y conocido popularmente como colesterol “malo”) son un factor de riesgo para desarrollar demencia. Dieta sana, ejercicio, control de peso y NO fumar te ayudarán a lograr esta meta. Si a pesar de ellos tus niveles de colesterol persisten elevados, tu doctor te puede ayudar con algún medicamento para mantenerlo en control.

7.- Considerar dosis bajas de aspirina. 

Algunos estudios clínicos han mostrado que dosis bajas de aspirina ayudan a reducir el riesgo de demencia en poblaciones de riesgo, sin embargo, no todas las personas deben de tomar aspirina. La próxima visita a tu doctor puedes preguntar si eres un candidato para este tipo de tratamiento preventivo.

8.- Evita el tabaco. 

Esto es demasiado obvio, pero es bueno repetirlo, evita el tabaco en todas sus formas.

9.- Evita el abuso de alcohol. 

Beber excesivamente alcohol es un factor enorme para desarrollar demencia. Si decides ingerir alcohol, lo menos que puedes hacer es limitar el consumo a dos bebidas pequeñas al día.

10.- Cultiva y cuida tu inteligencia emocional. 

Gente con ansiedad, depresión, problemas para dormir o mentalmente y físicamente exhaustos esta propensa a tener resultados menos favorables en exámenes de habilidades mentales. Resultados por debajo del promedio no significa padecer deterioro cognitivo o demencia en edades avanzadas pero una salud mental adecuada y dormir bien son metas importantes para mantener nuestro cerebro sano.

11.- Protege tu cabeza. 

Golpes moderados y severos en la cabeza, aunque las personas no se desmayen, incrementan el riesgo de deterioro cognitivo. Al realizar actividades donde puedas estar expuesto a golpear tu cabeza, recuerda usar la protección adecuada.

12.- Conexiones sociales sólidas.

Las conexiones sociales y familiares sólidas disminuyen el riesgo de demencia, de padecer hipertensión arterial y aumentan la expectativa de vida.

No existe camino fácil o garantizado para mantener una salud cerebral óptima. Las recomendaciones descritas anteriormente son basadas en estudios hecho tanto en estudios animales y humanos y nos hablan de estilos de vida saludables que reducen el riesgo de deterioro mental conforme envejecemos. Es importante señalar que nunca es tarde para atender tu salud cerebral y mental. Ten en cuenta que algunas decisiones deben de ser informadas y consultadas con profesionales de la salud, las personas bien informadas y con libertad de expresar sus dudas y preguntas son las que tienen más probabilidad de cambiar sus estilos de vida. Dejemos de buscar fórmulas mágicas y seamos más proactivos para mantener una salud cerebral adecuada.

Sígueme en twitter para más consejos: @NeuroWandererMx

Fuentes:

https://www.health.harvard.edu/mind-and-mood/12-ways-to-keep-your-brain-young

Home

Deja un comentario

Item added to cart.
0 items - 0,00 $
A %d blogueros les gusta esto: